lunes, 12 de octubre de 2015

12/10/15

Te tengo a ti.. que lo eres todo. No hablo de faldas, de piernas largas, hablo de un corazón, a veces lleno, a veces roto. La verdad que no daría lástima jamás porque me sobra autoestima, la verdad es que si lo lastiman son sólo unos pocos. Pocos a los que di mi mano, subí a la cima, y se querían tirar los locos.
Somos lobos que a falta de carne nos comemos lo que sea, podéis ladrar lo que queráis, sois chuchos con el rabo entre las piernas. Desde arriba se os ve como hormigas, y aún no hemos visto ni una reina. Rey.. de nada, tan sólo tengo poder sobre mi mismo, sobre mis ganas, mis mañanas y mis madrugadas; Coge este consejo, eres guapa, no salgas tan arreglada.
Como digo, a veces mudo ante los ladridos, no empleo mis cuerdas vocales porque sólo sois ruido y no voy a daros más.. cuerda. Locas, las queremos locas porque las cuerdas atan, y bastante es atarse a una rutina y sólo quedarte dormida a ver si aparece un príncipe y te destapa. Abre la tapa, y mira, para fuera que estáis equivocadas, que no siempre el chico tiene que ser el primero, que no somos putas baratas.
Y si quieres tocar el cielo, ven y sube, estás a tiempo. Tiempo de contradicciones, de que seas libre o vueles con tacones. Cambia tu soberbia por carisma, que las malas caras no se llevan aquí arriba. Y ahora relájate, vas a entrar en un mundo que nadie ve, donde sólo están los míos. Y ahora ven, y asómate ¿Sientes el vértigo? De eso nos reímos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario