lunes, 20 de octubre de 2014

Antes de que me rompa.

Quizás nadie entienda el por qué de esta entrada, pero tengo mis razones..

Cuando estuve de viaje por Florencia, dio la casualidad que conocí a un chico espectacular, de esos que te alegras de haber conocido y esperas seguir manteniendo una amistad porque es alguien que valoras, aunque no haya habido tiempo a penas de conocerse plenamente.
Conocerle ha sido el motivo de hacerme pensar tanto desde que vine, y pensar en querer cambiar de vida antes de que fuera tarde.
El caso es que este chico me recordó mucho a mí, a mi yo anterior, por así decirlo. Me acuerdo que le pregunté como iba ahí en Florencia la vida del Erasmus, las chicas, el gym.. Y a lo que me respondió inmediatamente: " ah no yo tío tengo novia, 4 años llevo con ella" y no le cabía la sonrisa en la cara. Esto me llevó a interesarme un poco más, a querer conocerle bien, su persona, y cada vez me iba demostrando más y más que era igualito que yo, los mismos valores, sólo que yo los había ido traicionando uno por uno, pero en fin, no sabéis que envidia sentía por verle tan bien, sin traicionarse ni traicionar a nadie. Yo intenté observar si podía rallarle, un poco para ver como reaccionaba, y le decía que como si era guapete y estaba con 3 chicas en el mismo piso no había hecho nada aún, que nadie se enteraría, y me juró y me perjuró que ni se lo había planteado, pero que ni hablar, que sólo imaginaba un futuro limpio con su novia.
Esto que os he contado ha sido algo que hasta día de hoy me estaba creando un run run en la cabeza, solo el pensar que aún quedaba gente de verdad, gente con mis mismos valores me tenía emocionado. Mucha gente que lo lea dirá, puag vaya estupidez que nos pone este, pero quizás es porque no me conozcáis en persona y no hayáis conocido mi historia, y hoy y aquí por primera vez, reconozco que siendo como soy ahora lo he estado pasado francamente mal, y que en realidad nunca me he recuperado de todo lo que tuve que pasar porque no he podido olvidarlo. Se de sobra que es algo natural de la vida, y que es una estupidez, y una experiencia más, pero eso no quita que a mí me sobrepasara sentir tanto, y más siendo la primera vez, cosa que no justifica mi forma de actuar después, pero era el escudo que creía más adecuado, y que ahora me hace arrepentirme por ello.

He estado pensándolo todo el tiempo, y no pienso seguir destruyéndome, no quiero ser como soy ahora, que me siento un idiota, y solo por haberlo pasado mal por una tontería. Quiero conseguir ser de una vez aquel chico que era y que se movía por los valores que eran tan sagrados para él. Ese chico que ni se inmutaba si veía a una chica guapa, porque lo que de verdad le llamaba la atención de alguien eran los valores que pudiera tener, y con eso le bastaba para imaginarse un futuro limpio y feliz con esa persona. Ese chico tan diferente que por eso llamaba la atención, para bien o para mal.
Y soy el primero que se que esto ya me lo habré dicho dos o tres veces, y que he vuelto a las mismas a la semana, o lograba volver a ser yo, y cuando creía en el amor y me volvía a pasar lo mismo que la última vez, volvía a caer en esta manera de actuar tan pésima, pero juro por Dios que esta vez lo voy a conseguir, porque me veo más capacitado que nunca, y con más fuerzas y más voluntad que en toda mi vida. Se que es lo que quiero y se que voy a conseguirlo, y lo voy a hacer por mí, después por mí, y por último, por mí. Además, aunque parezca una tontería, la vuelta al fútbol tiene mucho que ver, porque me está trayendo recuerdos super bonitos míos, de mi etapa con novia cuando yo jugaba etc lo feliz que era al terminar un partido y quedar con mi novia, que alguna vez me vinier a ver aunque me ponía nerviosito perdido y luego lo hacía fatal.. y eso, que me apetece ser así de feliz otra vez. También es cierto que el fútbol me aporta una extraña sensación de libertad que hasta ahora nada me había dado, y  parece ser que cuando dejé de jugar lo había olvidado.
Quiero dejar claro que también lo hago por mi familia, porque desde entonces no he sabido quizás tratarles como se merecen, saben que les quiero más que a mi vida, pero no estoy bien y salto a la mínima, paso de ellos, no aguanto nada, pego voces y me encierro en mi mismo.. Hasta que estallo a llorar, como me ha pasado siempre, así que mis motivos principales son ellos.

Prometo y lo dejo aquí escrito, que no voy a volver a escribir, ni a publicar una entrada hasta que me vuelva a encontrar bien conmigo mismo, porque aunque me haga el duro y bla bla bla.. no me he recuperado y sigo roto por dentro, lo que me ha llevado(no me excuso) a ser un completo anormal que quería actuar como los demás y que le llenara lo mismo, pero yo me rindo porque no es mi camino, y nunca lo ha sido.

"Una lección sin dolor no tiene sentido.
Eso es porque no se puede ganar algo sin sacrificar algo a cambio.
Sin embargo, una vez que hayas soportado el dolor y lo hayas superado, ganarás un corazón que es más fuerte que todo lo demás.
Así es, un corazón de acero."

Tener de media unas 120 visitas al día ha sido gracias a todos vosotros, perdonarme por este parón, pero lo necesito de corazón. Aunque vosotros no lo notarais mucho, no era yo el que escribía, era una mera sombra que iba a la deriva sin inspiración ninguna. Necesito airear la cabeza, que vengan ideas y encontrar una nueva musa que me sirva de inspiración. Mientras tanto, podéis leer todas mis entradas antiguas, que esas son las que de verdad escribía con el corazón, y en mi opinión, son las mejores. GRACIAS.

Te perdono.

Te perdono porque eres tan maravillosa que un hombre preferiría el infierno al cielo sólo por estar contigo.

domingo, 19 de octubre de 2014

Autumn Leaves. Ed Sheeran



Another day another life
Passes by just like mine
It's not complicated

Another mind
Another soul
Another body to grow old
It's not complicated

Do you ever wonder if the stars shine out for you?
Float down
Like autumn leaves
Hush now
Close your eyes before the sleep
And you're miles away 
And yesterday you were here with me

Another tear
Another cry
Another place for us to die
Its not complicated

Another life that's gone to waste 
Another light lost from your face
It's complicated

Is it only wonder or do birds still sing for you?
Float down
Like autumn leaves
Hush now
Close your eyes before the sleep
And your miles away 
And yesterday you were here with me

Ooh how I miss you
My symphony places the song that carries you out
Ooh how I miss you
I miss you and I wish you'd stay 

Is it any wonder that the stars shine out for you?
Float down
Like autumn leaves
Hush now
Close your eyes before the sleep
And your miles away 
And yesterday you were here with me

Float down
Like autumn leaves
Hush now
Close your eyes before the sleep
And your miles away 
And yesterday you were here with me

Ooh oh, ooh oh
Ooh oh, ooh oh

Touch down 
Like a seven four seven 
Stay out and we'll live forever now.

Mala.

Mala, eres imparable, te abrazo y tú a mí me arañas. 
Eres insaciable, te beso mala, mala, mala.. 


Tú que contabas que has roto corazones a los más guapos del lugar, y presumías que jugabas con sus almas y luego las quemabas. 
Yo no comprendo, vienes corriendo, me juras amor pero luego te vas y me dejas queriéndote más, mala.


Yo te quiero incluso un poco más… mala.

sábado, 18 de octubre de 2014

Nach. ♥

No dejéis que el amor muera, es lo único que os queda y lo sabéis, lanzar la moneda, aguantar la espera y lo veréis. Que no se siente el cebo hasta que por fin se muerde, ni se echa de menos algo hasta que se pierde, que lo recuerden.
Dime ¿Por qué se duermen?¿Por qué se pierden? crecen demasiado y no entienden que se les pasa la vida, que no hay salida, cuando quieren rectificar ya está perdida.

viernes, 17 de octubre de 2014

17/10

No me busques, si ya me conoces..
Si ya conoces mi historia, mis desavenencias, no me busques..
Buscaste algo en mí que ni yo mismo sabía que tenía, tu esperabas lunas de abril, nieve en Madrid, chimenea y estufa en noches frías.
Tu soñabas con volar, mientras yo me ahogaba en un mar de recuerdos tristes en plena sequía. Trajiste vida, a mi patio una semilla, me dijiste que la plantara, que borraría cada rastrojo convertido en pesadilla. Y no, yo no planté ninguna semilla, y tu mientras en mi cuarto te reías, me mirabas, y te brillaban los ojos como a las estrellas, de hecho he de decir, que te sentías como una de ellas. Te encantaba el parque, sentarte encima de mis piernas, bromeabas con que fuéramos a por litronas para hacer botellón, yo te negaba con la cabeza y tú rápidamente cambiabas de tema. Señalabas las montañas y me preguntabas que cuando te iba a llevar por ellas, que las recorriéramos, durmiéramos allí, me decía que pescar ya sabía ella. Ibas construyendo nuestro propio mundo, lo ibas modelando a tu manera, y yo mientras pensaba por dentro, ¿podré llegar a quererla?
Luna llena, y ella cariñosa, yo cansado, bostezaba y la llevaba hasta su casa. Llegábamos al coche y me daba las gracias, gracias por tratarme así, llevarme a tu pueblo, meterme en tu casa. Yo la sonreía, no se si feliz, apagaba el móvil y pensaba: ya he cumplido, otro días más que se pasa.
Y es que tu esperabas verte retratada por mi pluma, esperabas ser ese lienzo que desembocara en mi locura, pero esa corriente no desembocaba, sólo trasportaba dudas y más dudas. Buscaste ser caudal, y lo hiciste genial, llenándome poco a poco como un afluente, pero te diste cuenta que tu nombre no flotaba en él.
De verás que intenté creer, intenté hacer nacer algo que en mi se moría, y aprendí que una verdad podía dolerte una vez, y que podía dolerte para siempre una mentira.
Así puse fin, por ti, por mi, por no engañar a nadie, y ahora te digo que ha cambiado todo, que ya no soy el mismo, que mi casa sigue en la misma parte.

Nada es tan urgente, nada tan importante, nada merece mas la pena que el instante que tenemos delante y la oportunidad de hacerlo diferente.

jueves, 16 de octubre de 2014

16/10

Escucha la misma música que yo y además compone. Rojo los labios, rojos los tacones y rojas.. rojas eran las señales. Me ha dicho que no, que ni flores ni bombones, ella quiere vida y muerte en las mismas proporciones.
¿Qué hago? si no se si quiero alejarme, lejos porque cierro mi puerta para siempre, cerca porque ella tiene la llave.
No es justo, venir así de repente, a reventarme la cabeza, no puedes ser puzzle, si ahora eres mi rompecabezas.

Borrador antiguo.

Me hace gracia la gente que piensa que yo no soy para siempre..
Yo hubiera matado por 10 segundos más de esa sonrisa, por haber abrazado un poquito más, haber apretado fuerte, fuerte, fuerte para que no se fuera cuando ya se desvanecía. Pero hay quien no sabe que es difícil apretar cuando alguien se va a kilómetros de distancia.
Cuando no te dicen nada y con eso todo, vete, vete y no vuelvas, y luchas por algo que ya sabes que está perdido, pero quieres seguir demostrando que aún crees en ella. Quieres que recapacite, que no tire todo a la borda por un mal día, y te muestras ahí, pero haces lo contrario y más agobias..
Te ahogas con tus lágrimas, te falta el aire pro tu propio llanto, esperas una llamada que te explique algo pero sabes que nunca va a llegar, y en efecto, nunca llega nada.
El río se desborda, incluso el mar se desborda, el mundo carece de sentido y es triste, tu mundo no era nada de lo que habías conocido.. Lo piensas, y salta a la cabeza esa cabaña con la que tanto cariño habías construido, a la primera duda, el lobo la había barrido de un soplido.
Aguantas varios días sin cabaña, e intentas poquito a poco construirla por ti mismo, pero no sirve de nada, tus amigos te dicen que pares, que frenes, que no insistas. No lo entiendes, te enfadas con ellos, ellos son los que no lo entienden porque no saben el amor que habías puesto en esa cabaña, tu cabaña, y entonces ellos te cuentan que a ellos y no a ti les llegó una nota; adiós, no me esperes, no quiero una cabaña rota.
Yo escribí mil notas esperando que fueran contestadas, tan sólo me valía un lo siento, no me gusta tu cabaña. Llegué a casa, y la empecé a odiar con todas mis ganas, no entendía como se había roto, que no pudiera ni arreglarla. Mi madre llegaba un día tras otro y me veía tumbado en la cama, no quería salir de ahí solo quería dormir y soñar con mi cabaña. Ella me dijo que no me preocupará, si se había roto para siempre era porque no tenía duende, y por lo tanto, carecía de magia. Yo no comprendía a mi madre, la regañaba, hasta que por fin, un día vi a quien no quería ver, feliz jugando en otra cabaña.
Desde entonces me dediqué a destruirlas, ya no quería refugio, no creía en nada, no quería escuchar ninguna palabra. Pasaron los días hasta que dejé de sentir nada, vinieron recuerdos preciosos y se me soltaron las lágrimas. No podría creer que se me dibujara tal sonrisa en la cara, que ni si quiera me cabía en ella, agradecí  todo lo atrás vivido y acepté que no pasaba nada por haberla perdido. Porque aunque la construí con mucha ilusión esa cabaña no valía nada, comprendí que sin duende era cierto que no había magia, que sólo había duende en aquella que se rompía, y volvía a ser reparada.

Un simple paso pudo haber cambiado mi destino, pero no me arrepiento de haber protegido tus sueños.
Te tengo.. en el cajón de los recuerdos, también en el de los olvidos, en el de los sueños rotos y en el de los sueños cumplidos.

Amor Real.

Un periodista le preguntó a una pareja de ancianos: ¿Cómo se las arreglan para estar juntos 65 años? Y ella contestó: “Nacimos en un tiempo en que si algo se rompía, se arreglaba, no se tiraba a la basura.”

miércoles, 15 de octubre de 2014

Carta XIX

Quizás te mentiría si te dijera que nunca fuiste para mí más que un par de versos. Yo quería pintarte en la ventana nubes, una por cada vez en la que decías a tus amigas, mi chico es que es un cielo.
Me encanta enfadarle, que se ponga tierno, me gustan los gestos que a veces tiene nada más despertarse de niño pequeño. Me encanta ponerme encima suya y que me lea alguno de sus cuentos, cuando me aparta el flequillo y me dice: “sabes que te quiero, pero las foquitas pesan y si aprietas más me muero.” Me encanta su buena Fe, su buen hacer, aunque el pobre con cada sorpresa no acierte, ninguna talla bien, cuando encima el bobo me dice que lo siente, que lo vaya a descambiar con él. Sus valores, su teoría del bien y el mal, sus enfados por cada persona que conoce que se burla de ser fiel.
 Me encanta oler su piel, cuando se echa ese spray tan suyo de olor a naranja, cuando dice que le huela y meto la nariz debajo de su oreja, le hago cosquillas y me raspa con la barba. Provocarle, mirarle cuando hay alguien cerca y subirme la falda, que venga corriendo y diga: “joder eso es trampa, ya verás cuando lleguemos a casa.” Me encanta cada te quiero que sale de su boca, que le cuesta un mundo decirlos. Sus pequeños ojos hundidos mirándome fijamente, o cuando se levanta y no los puede ni abrir y le llamo chinito y le soplo para rabiarle. Nadie sabe que significa mirarle, sentirme protegida por la verdad que transmite, sentirme protegida y abrazarle por saber que no miente. Cuando dice que mis ojos son feos y los suyos son verdes, que es tan idiota que me hace perderme.
Me encanta contarle a mi madre todo lo que hacemos, que es un chico genial, cuando llega y dice a mi madre “hola mamá”. Aunque ahí también le odio, luego llega la charla de mi madre, me encanta Adrián. Tienes la culpa de todo, de todo lo bueno, tienes tanta culpa que nunca me acuerdo de que haces mal, y si de algo me acuerdo se me olvida. Tienes la culpa de enamorarme ahora por primera vez y a mi edad, tienes esa culpa por tener esa sonrisa tan jodidamente bonita a la vez de picarona, de querer morderte una y otra y otra y otra vez, de querer que seamos velcro para que nunca pueda decirte adiós.

Creo que ya es hora de que suba esta “carta” que me hizo alguien que durante un tiempo fue especial para mí, más bien hicimos juntos, porque yo con lo poco que se, la corregí lo que pude para que quedara mejor, y como prometí  a esa persona, aunque haya pasado mucho tiempo la subo al blog.

Desde aquí solo puedo desearte lo mejor, que lo siento porque me pilló en  un mal momento donde yo aún sentía por otra persona y sabes que contra eso yo no podía luchar, pero que bueno, aunque haya pasado casi un año se echa de menos el frío por Madrid, el otoño, el metro, los cafés (aunque ahora ya me gustan), y que gracias por acompañarme aquel día al Corte Ingles a recoger lo de la carrera, jamás se me olvidará lo bien que nos lo pasamos. Veo que ahora te va genial, que estás en segundo y por lo que he leído has aprobado todas, así que me alegro mucho. Supongo que cuando lo leas fliparás porque no creías que lo subiría nunca y porque me conociste en una etapa que no era yo, y viste quizás mi lado más despegado y frío pese a todas las cosas bonitas que me escribiste en aquella carta. Gracias por hablar siempre bien de mí a la gente que te rodea, familia y amigos, eso lo valoro un montón. Un besazo.

15/10

Ella me dijo que solamente ella merecía mi sonrisa, que no iba a dejar que fuera de cualquiera.

Tu llegaste mucho antes que el otoño, pero yo no quería verte..
Mi cuerpo había sufrido lo insufrible, lo había vendido al demonio, no tenía vida, caminaba sin rumbo como un ser inerte. Tus manos intentaban cogerme, pero el pozo era muy profundo y podías caerte, decías:  ten Fe, coge mi mano, no me importa caerme. Te arriesgabas, dejabas tu vida a merced la muerte, pero no te importaba, me chillabas “Adrián por favor déjame quererte”. Yo no respondía, en mi mente no había otra salida que perderse, creía que mi vida ya no podría tener mejor suerte. Y tu chillabas y me repetías “por favor déjame quererte”, coge mi mano, venga vente, 21 más 19 son 40, 40 años sobran para hacernos fuertes.
Al final escuché la voz de mi mejor amigo sonando dentro, me decía, despierta, escucha a quien ha venido verte. En ese momentos abrí los ojos y agarré su mano, la miré a la cara y era ella, quien siempre venía a verme. Su mano estaba fría, su garganta helada, pero seguía tirando de mí para sacarme de aquel sitio donde nada era nada, donde la angustia ahogaba y con ella el grito, pero ella seguía tirando de mí, me quería ver distinto. Huye de aquí la dije, pero ella insistía, déjame que esta vez luche por ti, déjame hacerte ver que tú no eres el único que por amor se moría.
Ya en casa, escuchaba el tac tac en mi ventana, incapaz de levantarme de la cama, ni movía la cara de la almohada, sabía que estabas allí, protegerme, hacerme ver que tu lucha no tenía fin.
Así pasaron los días, las semanas, hablando hasta las tantas, pero yo quería seguir estando solo, guardarme para mí mi fin de semana. Algún día, me venías a buscar a la salida, cogías el bus sólo para poder sentarte un ratito al lado mía, y solo te abrazaba cuando tocaba una buena despedida. Y tu seguías, misma melodía, cada intento tuyo por alegrarme el día, y yo en lo mismo, en la mía, tardaba en contestarte porque no quería hacerte daño, no sabía que decirle a la persona que pintaba mis días.
Pero..
Querías tanto mi sonrisa, que creaste mi sonrisa, el tiempo te dio la razón y tu voz era la única melodía. Cuando el bus cogía, cuando escuchaba cualquier canción por la Gran vía, algo me decía, Adrí, echas de menos a tu compañía.
Por acercarte, diste con la solución entre tanto desastre, sólo necesitaba algo en que creer,  alguien en quien creer cuando lo demás se iba al traste,  cuando me faltaba aquello que mis amigos o mi familia no podían darme. Y nunca dejarme, porque soy un fuerte guerrero pero a veces lloro porque no puedo con todo y me siento un lastre, pero si tú sujetas mi mano tengo libre la otra para mi corazón entregarte.

Nadie sabe que pasó, que pudo pasar o que puede pasar en adelante, pero me siento fuerte para volver a creer en alguien, y más si me dice,” pisaba tus huellas en el barro, porque quería seguir tu camino.”

Abrazado a ti. Otoño.

Abrazado a ti.
Abrazado a ti, siento tu nariz fría respirándome cerca del cuello.
El aire me golpea una vez tras otra, tu resoplas, y me dices: “te quiero, te quiero, te quiero.”
Siento tu olor, me envuelvo en el otoño de tu pelo, susurras:  “no te perderé este Enero”.
Tú a un paso del cielo, rebotan tus latidos a corazón abierto, siento paz cuando vuelas a cielo abierto.
Te soy sincero, y te abrazo fuerte y te aprieto, me gusta sentir que lo que es mío es mío, que lo que es mío es uno, de la cabeza al suelo.
Te aparto el pelo, te retiro el velo, levantas la barbilla y brillan esos ojos preciosos, de ilusión o miedo.
Miedo porque temes que no crea en esto, ilusión por cogerte de la mano y que volemos hasta el firmamento.

De momento, sigamos escribiendo nuestros días en cuadernos, que si enamoras al escritor, tendrás por siempre su corazón, y tu sangre será la tinta que conocerán por todo el universo.

lunes, 6 de octubre de 2014

sábado, 4 de octubre de 2014

Nada es perfecto.

Una luz blanca clara como nunca antes vio, su mente lúcida y suicida ardió.
Su meta era posible y vislumbrarla recorrió, con un escalofrío el cuerpo, sintió como si fuera nuevo en esto. De dar pasos pa’ lante y no rendirse al primer toque, 
de levantar cabeza y no dejar que el entorno te desenfoque, de ser un ente más allá del póker.
Pensó tan fríamente como pudo, solo el sudor de su frente le detuvo, complicado es el camino y duro, se mezclaban pensamientos positivos con oscuros. 
Porque los sueños sinceros hay que perseguirlos,  porque los malos senderos también hay que vivirlos, porque no puedes volver si no te has ido, porque solo tu decides como mides cada palmo de tu sino. 
Días como si fueran nuevos, en este juego hay que ponerle un par de huevos y encajar las puñaladas, si te quedas muy tocado no harás nada, y eso duele, puede destruir tu hada 
y provocar que ya no juegues. 

Hizo su llamada en plena tarde, si el corazón le arde, en cada toque de las teclas sus palabras suenan huecas. Pero son tan importantes, si, se siente un cobarde. Ha de tratar de, conservar la calma y darle, rienda suelta a su garganta. 
Mientras él le cuenta el día, ella vacía una sonrisa hacia el micrófono y levanta, el tono y le propone que se vean, él da gracias, mira al cielo y le hace ver que la desea. 
Se despiden, las frases se entrecortan, las palabras no coinciden, un mal sabor de boca del final despide, que a las nueve todo sea más perfecto, que ella le mire, él responda y atrapar ese momento, como si fuera un sueño. 
Él no sabe que ponerse, ella mira sus vestidos, solo piensa que van a verse. 
Más tarde, los pasos en la acera desde lejos y en la mente sus complejos y los nervios traen sudor, a dos metros la saluda, con un par de besos duda, dos cabezas que se chocan, se sonrojan y su alma cae desnuda. Se pregunta, porque la ocurre todo, 
porque nunca todo sale bien como cuando está sola, y lo imagina, él cohibido por su vergüenza es una lápida que actúa de una forma rápida y que la lastima. 
Ella cree que no lo pasa bien y sufre en su interior, él cree que ha de aguantar pero sin mirar el reloj, y así siguen, hablando entre bocados y algún trago, ambos piensan que no hay más que hacer y olvidan los halagos más forzados. 
Sinceran sus palabras, se relajan y se olvidan de querer aparentar, ya no trabajan 
estrategias, ya no hay palabras necias, solo magia 


Si te sientes bien, que más da que sea perfecto, la vida es un fluir de incorrecciones, un directo. Un fallo es avanzar hacia delante, una caída es un instante de ver que hay que dejar correr el tiempo. Porque si te sientes bien, que más da que sea perfecto, aprende a convivir con ello y disfruta el momento, errar es experimentar, probar en cada intento, 
vivir lo malo y bueno y ver que todo sigue dentro. 


jueves, 2 de octubre de 2014

Creo en ti.

Ya no importa cada noche que esperé 
Cada calle o laberinto que crucé 
Porque el cielo ha conspirado en mi favor 
Y en un segundo de rendirme te encontré 

Piel con piel 
El corazón se me desarma 
Me haces bien 
Enciendes luces en mi alma 

Creo en ti 
Y en este amor 
Que me ha vuelto indestructible 
Que detuvo mi caída libre 
Creo en ti 
Y mi dolor se quedó kilómetros atrás 
Y mis fantasmas hoy por fin están en paz 

El pasado es un mal sueño que acabo 
Un incendio que en tus brazos se apagó 
Cuando estaba a medio paso de caer 
Mis silencios se encontraron con tu voz 

Te seguí y rescribiste mi futuro 
Es aquí mi único lugar seguro 

Creo en ti 
Y en este amor 
Que me ha vuelto indestructible 
Que detuvo mi caída libre 
Creo en ti 
Y mi dolor se quedó km atrás 
Y mis fantasmas hoy por fin están en paz..